Murciélago canoso hawaiano

El murciélago canoso hawaiano (Aeorestes semotus), también conocido como ʻōpeʻapeʻa, es una especie de murciélago endémica de las islas de Hawaiʻi. Mientras que el murciélago canoso del continente se encuentra en América del Norte y del Sur, el murciélago canoso hawaiano se distribuye solo entre las principales islas volcánicas de Hawai'i, lo que lo convierte en el único mamífero terrestre nativo existente en el estado. El murciélago canoso hawaiano fue nombrado oficialmente mamífero terrestre estatal de Hawai'i en 2015. Es un taxón en peligro de extinción de los Estados Unidos que figura en la lista federal. Como muchas especies de murciélagos, los murciélagos canosos hawaianos son de color marrón. Sin embargo, se distinguen por la coloración plateada que "congela" el pelaje de la espalda, las orejas y el cuello. Por lo general, pesan entre 14 y 18 g (0,49 a 0,63 onzas) y tienen una envergadura de aproximadamente 10,5 a 13,5 pulgadas, siendo las hembras más grandes que los machos. Son insectívoros, nocturnos y se alimentan y cazan mediante la ecolocalización. Son una subespecie solitaria y se posan individualmente en lugar de en colonias. Se encuentran en una amplia gama de hábitats diferentes: bosques, campos agrícolas y áreas pobladas por humanos. Debido a su naturaleza esquiva y solitaria, existe un conocimiento muy limitado sobre la ecología o la historia de vida del murciélago. Hasta el momento, se desconocen los tamaños de las poblaciones, lo cual es problemático porque estos datos son necesarios para los planes de recuperación de especies. Actualmente, el murciélago canoso hawaiano está catalogado como en peligro de extinción bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción. Con respecto a la conservación, el murciélago canoso hawaiano enfrenta una serie de posibles amenazas que incluyen: pérdida de hábitat, colisiones con estructuras artificiales como turbinas eólicas y alambre de púas, impacto de pesticidas sobre la fuente primaria de alimento, la depredación y la competencia con especies invasoras, y la alteración de los perchas y la reducción de la cubierta arbórea.

Descripción

El nombre común del murciélago canoso se inspiró en la coloración canosa o helada de su pelaje. El murciélago canoso hawaiano se distingue por un tinte plateado a lo largo del pelaje marrón de su espalda. Se encuentran bandas plateadas más pronunciadas a lo largo del cuello a medida que el pelaje pasa a un marrón amarillento a lo largo de la cara y las orejas conservan un borde negro alrededor de su perímetro. En promedio, estos murciélagos pesarán aproximadamente de 14 a 18 g (0,49 a 0,63 oz) y tendrán una envergadura de aproximadamente 10,5 a 13,5 pulgadas (27 a 34 cm), lo que los convierte en una de las especies de murciélagos más grandes. Existe una discrepancia de género en términos de tamaño, ya que las hembras suelen ser más grandes que los machos. El nombre hawaiano, ʻōpeʻapeʻa ("media hoja", también la forma de una vela tradicional hawaiana), se refiere al contorno del cuerpo del murciélago, que tiene la forma de la mitad de una hoja de taro.

Ecología y comportamiento

Dieta

El murciélago canoso hawaiano es un insectívoro generalista. Un insectívoro es una especie que se alimenta de insectos como fuente de alimento. Un generalista es una especie que se alimenta de una amplia variedad de insectos, en este caso. La principal fuente de alimento del murciélago consiste en polillas (Lepidoptera) y escarabajos (Coleoptera), pero también incluye grillos, mosquitos, termitas y muchos otros insectos. La preferencia del murciélago por las polillas hace que se sientan atraídas por la luz, lo que provoca que los entornos de los murciélagos invadan las ciudades. También se puede encontrar una alta proporción de murciélagos alimentándose en pastizales, donde los escarabajos son abundantes debido a la gran cantidad de estiércol excretado por el ganado. Dado que estos murciélagos son cazadores generalistas, se sabe que se alimentan de especies de insectos tanto nativas como invasoras. Esto protege los cultivos de las plagas. La dieta del murciélago canoso hawaiano puede fluctuar dependiendo de su entorno. Los murciélagos buscan alimento principalmente en los bordes de los bosques agrupados, en pastizales abiertos o por encima del dosel. En ambientes abiertos, las polillas constituyen una gran mayoría de su dieta. En ambientes abarrotados, la dieta se distribuye de manera más uniforme entre múltiples especies de insectos. Las encuestas indican que el murciélago es oportunista y puede alimentarse en muchos tipos de hábitats, incluida la vegetación nativa y no nativa y el océano abierto.