Dietilamida del ácido lisérgico

La dietilamida del ácido lisérgico (LSD), también conocida coloquialmente como ácido, es una droga alucinógena. Los efectos típicamente incluyen pensamientos, sentimientos y conciencia alterados del entorno. Muchos usuarios tienen alucinaciones visuales o auditivas. Son típicos pupilas dilatadas, aumento de la presión arterial y aumento de la temperatura corporal. Los efectos suelen comenzar en media hora y pueden durar hasta 20 horas. Se usa principalmente como droga recreativa o por razones espirituales. La LSD no parece ser adictiva. Su uso frecuente puede provocar una tolerancia aguda, requiriendo dosis mucho mayores para sentir su efecto. Es posible que se produzcan reacciones psiquiátricas adversas, como ansiedad, paranoia y delirios. Pueden ocurrir recuerdos angustiosos a pesar de que no se utilicen más, una condición llamada trastorno de percepción persistente por alucinógenos. La muerte como resultado de una sobredosis de LSD es prácticamente desconocida; en ocasiones muy raras, sin embargo, la muerte puede ser el resultado de accidentes o comportamiento imprudente. Se cree que los efectos del LSD se producen como resultado de alteraciones en el sistema de la serotonina. Tan solo 20 microgramos pueden producir un efecto notable. En forma pura, el LSD es transparente o de color blanco, no tiene olor y es cristalino. Se descompone con la exposición a la luz ultravioleta. A partir de 2017, alrededor del 10 por ciento de las personas en los Estados Unidos han usado LSD en algún momento de sus vidas, mientras que el 0,7 por ciento lo ha usado en el último año. Fue más popular en las décadas de 1960 a 1980. El uso de LSD entre los adultos estadounidenses aumentó un 56,4% entre 2015 y 2018. Normalmente, el LSD se ingiere o se sostiene debajo de la lengua. Se vende con mayor frecuencia en papel secante y menos comúnmente en tabletas o en cuadrados de gelatina. Albert Hofmann fabricó por primera vez en 1938 ácido lisérgico, un químico derivado del cornezuelo de centeno, un hongo que crece en el centeno y otros granos. Hofmann descubrió sus propiedades alucinógenas en 1943. En la década de 1950, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) creía que la droga podría ser útil para el control mental, por lo que la probaron en personas, algunas sin su conocimiento, en un programa llamado MKUltra. El LSD se vendió como medicamento con fines de investigación bajo el nombre comercial Delysid en las décadas de 1950 y 1960. Fue catalogado como sustancia controlada de la Lista 1 por las Naciones Unidas en 1971. Actualmente no tiene ningún uso médico aprobado. En noviembre de 2020, un referéndum determinó que sería despenalizado en el estado estadounidense de Oregon.

Usos

Recreativo

El LSD se usa comúnmente como droga recreativa en compañía de amigos, en grandes multitudes o solo.

Espiritual

El LSD puede catalizar experiencias espirituales intensas y, por lo tanto, se considera un enteógeno. Algunos usuarios han informado experiencias extracorporales. En 1966, Timothy Leary estableció la Liga para el Descubrimiento Espiritual con el LSD como sacramento. Stanislav Grof ha escrito que las experiencias religiosas y místicas observadas durante las sesiones de LSD parecen ser fenomenológicamente indistinguibles de descripciones similares en las sagradas escrituras de las grandes religiones del mundo y los textos de civilizaciones antiguas.

Médico

Actualmente, el LSD no tiene usos aprobados en medicina. Un metaanálisis concluyó que una sola dosis fue eficaz para reducir el consumo de alcohol en el alcoholismo. El LSD también se ha estudiado en la depresión, la ansiedad y la drogodependencia, con resultados preliminares positivos.

Efectos

Físico

El LSD puede causar dilatación de la pupila, disminución del apetito, sudoración profusa y vigilia. Otras reacciones físicas al LSD son muy variables e inespecíficas, algunas de las cuales pueden ser secundarias a los efectos psicológicos del LSD. Entre los síntomas informados se encuentran la temperatura corporal elevada, el azúcar en la sangre y la frecuencia cardíaca, junto con la piel de gallina, apretar la mandíbula, sequedad de boca e hiperreflexia. En las experiencias negativas, también se han manifestado entumecimiento, debilidad, náuseas y temblores.

Psicológico

Los efectos psicológicos inmediatos más comunes del LSD son las alucinaciones e ilusiones visuales (conocidas coloquialmente como "viajes"), que varían según