Afroamericanos en San Francisco

Los afroamericanos en San Francisco, California, comprendían poco menos del 6% de la población total de la ciudad según las estimaciones de la Oficina del Censo de EE. UU. De 2019, frente al 13,4% en 1970. Hay alrededor de 55,000 personas de ascendencia negra total o parcial que viven dentro de la ciudad. La comunidad comenzó con trabajadores y empresarios de la fiebre del oro de California en el siglo XIX, y a principios y mediados del siglo XX, creció para incluir a trabajadores migrantes con orígenes en el sur de los Estados Unidos, que trabajaban como trabajadores ferroviarios o de servicio en astilleros. A mediados del siglo XX, la comunidad afroamericana en el distrito de Fillmore le valió al vecindario el apodo de "Harlem of the West", en referencia al vecindario de Harlem de la ciudad de Nueva York, que está asociado con la cultura afroamericana. -La población estadounidense se concentra en el área sureste (Bayview-Hunters Point y Visitacion Valley), así como en las áreas al oeste del centro de la ciudad (Distrito Fillmore). Entre las 14 ciudades más grandes de Estados Unidos, San Francisco se encuentra casi al final en el porcentaje de residentes negros, junto con San José, que tiene aproximadamente un cuatro por ciento de negros. La ciudad vecina de Oakland, al otro lado de la Bahía de San Francisco, se ha asociado más tradicionalmente con la cultura afroamericana que San Francisco propiamente dicha, aunque los negros siempre han sido una minoría en Oakland también, aunque en un número significativo, con una cultura afroamericana. Porcentaje estadounidense que supera el 25%, a partir de 2019. Hasta la fecha, ha habido dos alcaldes afroamericanos que ocuparon cargos en San Francisco: Willie Brown, de 1996 a 2004, y London Breed, de 2018 a la fecha actual.

Historia

Migración a San Francisco y el Área de la Bahía

Desde principios de California a la gran migración

Las personas influyentes de ascendencia africana se encontraban entre los primeros colonos y terratenientes de California, incluido William Alexander Leidesdorff, quien ayudó a establecer San Francisco. Durante la Fiebre del Oro de California de 1849-55, los afroamericanos llegaron al área de San Francisco junto con otros de todo el mundo. Algunos llegaron como esclavos y trabajaron en las minas de oro, otros vinieron como empresarios libres que buscaban crear una vida mejor. La esclavitud estaba prohibida en California, cuando ingresó a la Unión como estado libre en 1850, pero los residentes negros aún enfrentaban leyes discriminatorias en la educación y el empleo y no tenían derecho a votar o testificar contra los blancos. En respuesta, crearon organizaciones políticas como SF. Comité Ejecutivo y Franchise League. Hasta que expiró la Ley de esclavos fugitivos en 1855, también corrían el riesgo de ser capturados y vendidos como esclavos a menos que pudieran demostrar que habían vivido en el estado desde antes de 1849. La tercera de las tres convenciones de color en todo el estado se celebró en San Francisco en 1857, lo que resultó en la creación del primer periódico negro de California, el Mirror of the Times. Otros periódicos negros posteriores a la fiebre del oro incluyeron el Pacific Appeal y el Elevator, editado por Phillip Alexander Bell. Para 1860, había 1.176 afroamericanos viviendo en San Francisco, o el 2% de la población de la ciudad, la mayoría de ellos de clase media. El Ateneo y Sociedad Literaria de San Francisco, establecido en 1853, que incluía un salón y una biblioteca de 800 libros, era un lugar de reunión para los afroamericanos en ese momento. La nueva comunidad estableció la primera iglesia bautista negra al oeste de las Montañas Rocosas en 1852, originalmente llamada Primera Iglesia Bautista de Color de San Francisco, y ahora conocida como la Tercera Iglesia Bautista, un hito designado por la ciudad en McAllister Street. Le siguieron rápidamente dos iglesias episcopales metodistas africanas. A pesar de la discriminación en el empleo, en 1862, los afroamericanos en San Francisco poseían $ 300,000 en activos, principalmente bienes raíces. $ 100,000 de esto eran propiedad de dos personas: Mary Ellen Pleasant ($ 30,000) y un socio de ella, Richard Barber ($ 70,000). En la década de 1870, el boom de la fiebre del oro había terminado; El 60% de los hombres afroamericanos y el 97% de las mujeres trabajaban en la industria de servicios, como camareros.